publicidad

publicidad

Se seca el río Guatapurí

Por estos días una de las preocupaciones de los vallenatos gira entorno al río Guatapurí, el cual ha perdido su cauce no sólo por la ola de verano que azota la región por esta temporada, sino también por las desviaciones ilegales que han realizado durante años. Las altas temperaturas hacen que el agua del río se evapore causando una disminución considerable en su nivel. Incluso, algunos moradores de la zona pueden cruzar el río caminando sin ningún inconveniente; a pesar de la situación, al balneario Hurtado no dejan de acercarse los turistas, quienes deciden visitar el lugar de manera frecuente.

El río Guatapurí tiene un caudal aproximado de 11.500 litros por segundo y en temporada de sequía alcanza los 4.500 litros por segundo. Para 2016 el afluente contaba con más de ocho desviaciones. En la actualidad, los caminos de las desviaciones pueden observarse a simple vista.

Le puede interesar  Rescatan ocho venezolanos de la margen derecha del río Guatapurí

A pesar de las inclemencias propias de la naturaleza, cabe resaltar que el río de los vallenatos ha sufrido la interferencia de inescrupulosos que han hecho algunas desviaciones al río para usar el agua en zona de riego de fincas y casas campestres que se encuentran en inmediaciones de la zona. Otro de los grandes inconvenientes que rodea el río está relacionado con los fuertes incendios forestales que se presentan en el sector y que pueden generar deforestación por ende un debilitamiento de la flora y fauna.

publicidad

publicidad