publicidad

publicidad

Suspicacias alrededor de la amenaza del alcalde de Pailitas

Un manto de dudas cubre la supuesta amenaza que recibió el alcalde Pailitas, Said Castro Cueto, en días pasados, toda vez que mientras el mandatario manifiesta que recibió un panfleto firmado por el grupo guerrillero Ejército Popular de Liberación, EPL, en el que lo declaran objetivo militar, de otro lado funcionarios de la administración manifiestan ‘off the record’, que se trataría de una pantomima para hacerle quite a las responsabilidades que tiene con los funcionarios.

“Señor Luis Said Castro Cueto, alcalde de Pailitas, la comunidad en general de su municipio, están cansados de sus equivocaciones, ni aún en sus últimos meses de Gobierno pudo hacer las cosas bien, el pueblo de Pailitas no te quiere ni a ti, ni a ninguno de tus familiares, sólo te has dedicado a desviar los dineros y recursos del pueblo, y no te importó nada el futuro, progreso y bienestar de la gente. Hemos decido declararte objetivo militar”, dice el panfleto.

La veracidad

Sandra Otálvarez

Según se conoció, las autoridades policiales investigan la veracidad del documento; sin embargo, el alcalde aún no se pronuncia al respecto, al parecer estuvo tan perdido que ni a la convocatoria de un consejo extraordinario hecha por el gobernador Francisco Ovalle, asistió, a lo que se le suma que le debería a cada santo una vela. “Al parecer, esto es una auto amenaza, ya que si nos ponemos a ver acá en la alcaldía hay funcionarios a los que se le deben hasta cuatro meses, contratistas que se les adeuda de cinco a seis meses; frente a lo que se están haciendo llegar derechos de opinión, y no da la cara”, dijo la fuente.

En el municipio se dice que la deuda que el mandatario tiene en las calles entre préstamos y demás rondaría los 300 millones de pesos, mientras que en sueldos y prestaciones sociales a empleados de la administración aproximadamente otros 2.000 millones de pesos. “El tema de amenaza es para desviar la atención y que no lo molesten, conocimos que el gobernador lo ha estado llamando y no aparece”, contó otra fuente de la localidad.

Mientras el alcalde está ausente, quien está llevando las riendas de la administración es la secretaria de Hacienda, Sandra Otálvarez, de quien se conoció es de la entera confianza del burgomaestre y por ello asumió el cargo de alcaldesa encargada desde el pasado 13 de diciembre. A raíz de la estrecha relación que tiene con el mandatario, se conoció que la mujer de la chequera, tendría los humos altos alrededor de toda la planta de la alcaldía, y por ello habría chocado con más de uno. Otro de los enredos que se le conocen es que terminó de pelea con el alcalde electo Carlos Javier Toro el miércoles de la semana pasada, al punto que lo mandó a callar.

Por otro lado, se conoció que el mandatario está hospitalizado en una clínica en la capital del país, malestar que se le habría originado desde el momento que conoció la amenaza, y al cierre de esta edición continuaba recluido.

Cabe resaltar que esta no es la primera vez el alcalde sería objeto de amenazas, toda vez que el pasado 29 de septiembre el mandatario y gestora social interpusieron una denuncia ante la Fiscalía, por hechos similares.

publicidad

publicidad