publicidad

publicidad

Víctima del sur del Cesar recuperó sus predios

Hacia la década de los noventa, Roquelina Santana Cárdenas que habitaba su predio Las Delicias, ubicado en la vereda La Morena de Aguachica, fue víctima de un atentado por parte de un grupo armado que le lanzó dos petardos a la altura de sus pies y le causó varias heridas.

Eso, sumado a las presiones, amenazas, a la destrucción de sus cultivos, de sus animales y al posterior asesinato de su hijo en el municipio de La Gloria (Cesar), fueron motivos suficientes para que ella y su familia abandonaran el lugar y vendiera su predio por un costo inferior al que realmente costaba.

“Cuando unos vecinos, me contaron que había salido una entidad para los desplazados, hicimos la solicitud y mire ahora estamos tan alegres porque eso se lo habíamos pedido mucho a Dios”, expresó esta beneficiaria, viuda, madre cabeza de familia, que además por enfoque de género, fue sujeto de especial protección constitucional por el Estado, de acuerdo con lo estipulado en el Derecho Internacional Humanitario.  

Así las cosas, se puede determinar que el trámite surtido en la etapa administrativa por parte de los abogados de la Unidad de Restitución de Tierras fue claro y suficiente para que el Tribunal Superior de Cúcuta ordenara amparar el derecho fundamental a la restitución de la señora Roquelina Santana y de su núcleo familiar con otro predio de iguales circunstancias al perdido a causa de la violencia.

El magistrado en la sentencia consideró para tal decisión distintas variables tales como la afectación sicológica que ella tiene por los hechos victimizantes, la pérdida de arraigo con la región rural donde se ubica Las Delicias -sitio al cual nunca retornó por temor- y también porque el opositor logró demostrar la buena fe simple y continuará con el derecho de esa propiedad objeto de reclamación.

En ese orden de ideas, el Fondo de la Unidad se encuentra realizando acompañamiento a las víctimas en la búsqueda de otro predio rural o urbano de igual o mejores características del que fue despojado y que le permita rehacer su vida de una manera digna.

Igualmente, la restituida será incluida en el Programa de Proyectos Productivos de la Unidad que también le permitirá generar emprendimiento como una fuente de empleo y desarrollo económico sostenible.

Finalmente, Álvaro Prada, director de la URT en el Magdalena expresó que, “la Dirección Territorial Magdalena Medio tiene jurisdicción en siete municipios del sur del departamento del Cesar, entre los que se encuentran Aguachica, Gamarra, San Martín, San Alberto, Río de Oro, González y la Gloria. Por ello avocamos el conocimiento de todas las solicitudes que de allí se generan y trabajamos para reparar a todas esas familias que fueron afectadas por la violencia”.

 

publicidad

publicidad