publicidad

publicidad

Vuelta un manojo de nervios, Jackeline Henríquez por fin se presentó en la Duma

¡Por fin!, en la tercera cita programada, la gerente del Hospital Rosario Pumarejo de López se presentó ante la Duma Departamental a debate de control político para responder los múltiples cuestionamientos ante irregularidades presentadas en este centro médico.

En el desarrollo del debate, cuando llegó el turno de Henríquez a responder, era evidente su nerviosismo, e inició su intervención ofreciendo una disculpa por no haberse presentando en dos citaciones anteriores, pero que había enfrentado problemas de salud que le impidieron cumplir la cita.

El hospital enfrenta la más profunda crisis en términos administrativos, financieros y en prestación de servicios, el diputado ponente de este debate fue Jesús Suárez, quien reveló muchas situaciones al interior de la entidad y aseguró que mientras la señora se excusaba, salieron a la luz pública más problemáticas que tienen en ahogo y detrimento al centro médico, los diputados presentaron un formulario con anterioridad y la gerente preparó sus respuestas ante situaciones como:

Despidos masivos de trabajadores de la salud, sin justa causa, en medio de pandemia.

Un contrato de más de 110 millones de pesos por 31 días, donde un día sale por valor de $3 millones 578 pesos.

Las EPS en liquidación están absorbiendo al Hospital

Le puede interesar  Otra vez la gerente del Rosario fue citada a la Duma

Tercerización con las bolsas de empleo

Más de $10.800 millones en deudas salariales a cientos de trabajadores por 7, 8 y 9 meses, millonaria deuda y le pagan solo la mitad de mes a los empleados.

Negativas en la prestación de servicios: pacientes tirados en el piso.

Contrata en cada vigencia sin hacer estudios previos y planificación, no planea lo que va a gastar

La entidad contrata con contratistas ineficiente

Denuncias por mal manejo y distribución de vacunas Covid-19

Administrativamente, está grave. «El hospital contrata cada vigencia sin hacer la debida planificación y estudios previos que le permitan saber si cuenta con cada peso que va a gastar, indica la diputada Zuleta, palabras emitidas por la Superintendencia de Salud.  

‘Sopa y seco’ le dio la diputada Claudia Margarita Zuleta, quien no tragó entero y comparó los valores de contratación, facturación, recaudo y gastos durante las vigencias 2019 y 2020, encontrando márgenes de error que la gerente no tuvo como justificar. y lo más absurdo es que » en 2019 los gastos estaban en $104 mil millones de pesos y en el 2020 bajaron a $98 mil millones de pesos, es decir, hubo una reducción de 6 mil millones, algo ilógico, cuando la facturación se redujo en el 40%, presté menos servicios, trabajé menos y mis gastos solo bajaron 6 mil millones de pesos».

«Hágase a un lado si no puede con el cargo», le dice el presidente de la Asamblea a la gerente.

La crisis no es de ahora, viene de tiempo atrás, y empeoró con la llegada del Covid-19 ya que los directivos de la entidad no han dado el mejor manejo a la situación; pero de qué se queja, si al Hospital no le fue tan mal en pandemia, recibió del Ministerio de Salud para atención a pandemia Covid-19 en el 2020 más de 30 mil millones de pesos distribuidos en los siguientes giros: $15 mil millones para pagos al recurso humano, $5 mil millones para atención de urgencia, y $10 mil millones que no se saben en qué fueron invertidos.

Le puede interesar  Otra vez la gerente del Rosario fue citada a la Duma

¡Tanta alharaca para nada!

Aunque una de las advertencias por parte de los diputados fue «No queremos cifras maquilladas” y conocer la cruda realidad que hoy vive este hospital, todo concluyo en un informe de gestión hueco y que un año es muy poco para evaluar la gestión de la gerente, y todo está en perfecto orden. La comunidad afirma que el tan anhelado debate terminó en una ¡payasada!

 

 

 

 

publicidad

publicidad