publicidad

publicidad

Así se celebró el día de la Virgen del Carmen en Valledupar y municipios del Cesar

Es la patrona de los conductores, despierta devoción católica del país: además la imagen fue inspiración del siempre recordado Diomedes Díaz; se trata de la Virgen del Carmen, patrona de los vallenatos que cada 16 de julio es honrada por sus devotos, principalmente los conductores en la capital del Cesar.

Luego de más de un año de pandemia, esta vez se celebraron las eucaristías con control de aforo y la procesión en vehículos sin parar, como parte de las medidas de bioseguridad para evitar contagios por Covid-19.

Las procesiones y homenajes además de Valledupar, las prepararon en otros municipios del Cesar que este 16 de julio estuvieron de fiesta religiosa por el día de su patrona.

La Virgen del Carmen es la patrona de la Policía Nacional, del Ejército Nacional, los marineros y de los conductores, quienes la ven como una madre y protectora que los acompaña en su labor.

El padre Harol Douglas Martínez, párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen en Valledupar, informó que la primera eucaristía fue a las 5:00 de la mañana de este viernes, presidida por su persona; la de las 6:00 am, fue celebrada por el padre Milton Arias, a 7:00 am le tocaron el honor al padre Dilson Torrejano y a las 8:00 de la mañana fue celebrada por el sacerdote Jesús Torres.

Le puede interesar  Asesinaron a dos menores por defender a su madre

La misa central se dio a las 10:00 de la mañana, y fue presidida por monseñor Oscar Vélez, Obispo de la Diócesis de Valledupar. Luego a las 4:00 de la tarde hubo otra eucaristía previa a la procesión que inició a las 5 de la tarde, solo en carros y sin parar en ninguna parte.

El aforo en el templo fue controlado, solo podían entrar el 30% de la capacidad, que son aproximadamente 130 personas, el resto la pudieron escuchar desde afuera para lo cual se colocaron parlantes. No hubo bautizos, para no incitar a reuniones ni aglomeraciones.

“Es el tiempo de reflexionar, de cuidarnos y trabajar en el deseo de que el próximo año la pandemia sea superada y se vuelva a celebrar el día de la Virgen del Carmen como su feligresía está acostumbrada”, dijo el padre.

Devoción

Los transportadores colombianos adoptaron la Virgen del Carmen como su patrona por la protección e intercesión que se le atribuye en situaciones de peligro. Por tal razón, es común ver en las carreteras colombianas santuarios levantados en honor a la Virgen con decenas de velas alrededor, y farolas de los carros puestas por los conductores que pasan por el lugar y se detienen a orarle. Igualmente, los conductores mandan a bendecir escapularios e imágenes los cuales cuelgan y pegan en sus vehículos a manera de escudo protector.

Le puede interesar  Procuraduría en Valledupar exige agilidad en la vacunación

El origen de esta devoción se sitúa en la Región Caribe de Colombia; en casi todos los municipios de los siete departamentos de la región norte del país, en Valledupar siempre se le han rendido diversos homenajes a la Virgen del Carmen en su día y los conductores participan de las procesiones en honor a su patrona engalanando sus vehículos.

Manolo Peralta, conductor de taxi que ha mantenido la fe desde hace 30 años, y afirmó que la tradición religiosa y el ‘Cacique de la Junta’, serían los motivantes para que en el Cesar y Valledupar, la celebración de Nuestra Señora del Carmen se sienta con mayor acogida.

“Como católico confío en ella, siempre le pido vida y salud para mí y mi familia. Luego de eso, lo que llega es ganancia. Desde muy niño creo en la Virgen del Carmen y más por ser conductor. Siempre le pongo velas, rosas y llevo la estampita con su imagen y el rosario a donde voy”, afirmó Peralta.

Habitantes de municipios como Manaure, Pailitas, Pueblo Bello, Aguachica, y zonas rurales de San Alberto, El Copey, El Paso, son otras de las zonas donde se vivió este gran día. Bien lo pronunciaron los hermanos Zuleta en su canción, ‘Oye linda virgencita, escúchame mis Plegarias, te llevo en mi medallita como reliquia sagrada’.

publicidad

publicidad