publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

Corpocesar adelanta creación del POMCA para la etnia Chimila

Hasta el asentamiento Itty-Take, Ette Ennaka del pueblo indígena Chimila, ubicado en zona rural del municipio de El Copey, llegó una comisión de funcionarios adscritos a la Corporación Autónoma Regional del Cesar – Corpocesar, liderada por el subdirector General del Área Ambiental de Corpocesar, Antonio Rudas Muñoz, esto como respuesta al llamado de la sentencia 004 del 20 de noviembre de 2018.

Según informó la entidad, el recorrido por el lugar tuvo como fin realizar un diagnóstico de la comunidad y atenderla dando cumplimiento al objeto misional relacionado con el manejo, administración y protección de los recursos naturales. “Realizamos una cartografía social donde mostró dentro del predio de 180 hectáreas donde están ubicadas las casas, los sitios sagrados, los ríos, los lugares de pesca y caza de esta etnia indígena”, dijo Rudas Muñoz.

Adicionalmente, se llevó a cabo un taller con la comunidad para establecer la relación de los Chimilas con los elementos naturales, de que animales se alimentan, en que utilizan las plantas y cuáles son las medicinales.

La solicitud del juez consistió en la realización del Plan de Manejo y Ordenamiento de la Cuenca Hidrográfica, del río Ariguaní, para brindar asistencia a las 27 familias que allí coexisten. “Nosotros fuimos con esa intención, pero al llegar nos dimos cuenta que esta comunidad tiene otras necesidades” explicó Rudas. Este asentamiento forma parte de las 910 familias censadas para el 2005.

Le puede interesar
Así están las cargas de poder para la elección del nuevo director de Corpocesar

“Nosotros logramos detectar a través de esta visita una serie de necesidades. Este es un asentamiento que no cuenta con los servicios públicos, no hay agua potable, electricidad, ni alcantarillado, no cuentan con una escuela, ni tienen puesto de salud” señaló el subdirector General del Área Ambiental

Quien además sostuvo que el compromiso de la autoridad es trabajar en una propuesta a través de un proyecto que incluya conservación, producción sostenible, mitigación de gases de efecto invernadero con las estufas ecológicas. “Queremos hacer un plan que atienda desde diferentes aristas los componentes ambientales que impactan directamente sobre el hombre”.

La CAR en el Cesar, desarrollará un proyecto de conservación con cultivos permanentes, sistemas agroforestales a través de la delimitación de las áreas por los mismos habitantes. “La idea es apartar una partida dentro del presupuesto 2020 para invertirla en la ejecución de ese proyecto o en la cofinanciación con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y los diferentes fondos de financiamiento.

Le puede interesar
Así se cocinó la llegada de Jhon Valle Cuello a la dirección de Corpocesar

 

Rudas, concluyó que para garantizar la ejecución y continuidad de este proyecto “la idea es que se deba incluir dentro del Plan de Acción 2020, a realizarse en diciembre y ese mismo mes deba quedar creado. “En el proceso de empalme se debe informar los compromisos hechos a escala institucional con esta comunidad y con las demás minorías étnicas, y por último dejar un proyecto formulado el cual facilitará la gestión de la próxima administración”.

La comisión estuvo integrada por: abogados, ingenieros, trabajadores sociales y la figura de un directivo de Corpocesar.

Cabe resaltar que Chimila significa (gente propia) es un pueblo amerindio que vive en Colombia, congregado en un resguardo indígena integrado por las áreas de Issa Oristunna (Tierra de la Nueva Esperanza), y Ette Buteriya (Pensamiento Propio), del municipio de Sabanas de San Ángel, departamento del Magdalena; Naara Kajmanta (Nuestra Madre), en el corregimiento de Gaira, Santa Marta, Magdalena; e Itti Takke (Nueva Tierra), municipio de El Copey, departamento del Cesar.

 

 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad