publicidad

publicidad

En un circo convirtieron la elección de la personera en Curumaní

Detrás de la elección de Fátima García como la nueva persona de Curumaní se formó un circo cuyos payasos principales terminaron siendo los mismos concejales del municipio, quienes habrían tomado decisiones arbitrarias que hoy ponen en duda la elección de la personera. El mayor beneficiado no es otro que el alcalde Henry Chacón, quien a través de los concejales sería el artífice tras bambalinas de este deplorable espectáculo.

A través de un documento conocido por Semanario La Calle, el expersonero de Curumaní, Mauricio Ríos Benavides, efectuó una reclamación a los miembros del Concejo del municipio por las irregularidades que se habrían presentado en la elección de la personera. En el oficio, el Ríos argumentó ante la Procuraduría General de la Nación las fallas en la que habrían incurrido los miembros del Concejo de este municipio, quienes se habrían tomado la atribución de elegir al personero bajo reglamentos y proposiciones internas, sin tener en cuenta la calificación que otorgó la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP), que equivaldría al 90% de la elección del personero y un 10% debía ser entregado por el Concejo a través de una entrevista.

Así se formó el circo

El año pasado en Curumaní efectuaron un contrato para hacer la elección del Personero; el contrato se efectuó con la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP), entidad que tenía como tarea realizar un examen para las personas que se inscribieron por la plataforma que estableció la entidad como candidatos a la Personería, además de hacer un análisis a las hojas de vida de los aspirantes. Según los parámetros establecidos, la calificación que entregaba la ESAP correspondía al 90% en la elección y el 10% restante lo definían los concejales a través de una entrevista.

Sin embargo, comentó una fuente del municipio de Curumaní, que una vez la ESAP envío al Concejo el listado de los aspirantes a la personería con su respectiva puntuación, y cuyos primeros cinco eran las personas que tenían la posibilidad de pasar a la entrevista ante los corporados para seguir en carrera por la Personería, no habría sido del total agrado de los corporados.

En ese listado de los mejores renqueados, Mauricio Ríos habría ocupado el primer lugar, pero al final pasó lo que ha venido pasado en la mayoría de los municipios del Cesar, los concejales escogieron al que más le servía a su acomodo, esta habría sido Fátima García Avellaneda.

Fátima García Avellaneda

En medio del bololó, los concejales de Curumaní habían tomado la decisión de ejercer la elección de la personería por votación, quien recibiera el mayor número de votos iba hacer el personero. Parece que los corporados cambiaron de opinión debido a que esta era una elección en la que cada participante debía tener una calificación por mérito. Sin embargo, la forma de calificar habría cambiado a última hora. Después de todo el show, según la fuente que contactó La Calle, los concejales regresaron con una nueva proposición en la forma de calificación y se tomaron la libertad de calificar a su modo sin la ponderación de los puntajes que ellos habían decido dar a los aspirantes a la personería de Curumaní y dejando por perdido el trabajo de la ESAP. Cuando se efectuó la elección de Fátima García como personera salió una resolución en la que decía que la calificación que ellos daban era sobre 100 y no sobre 10, algo que también modificaron internamente en el Concejo y que podría figurar como una violación en el proceso de elección. En la resolución plantearon que la votación se habría hecho sobre 100%, cuando en realidad en el audio de la sesión quedó como evidencia que se hizo sobre 10%.

Le puede interesar  Horarios y sectores que estarán sin luz en Valledupar este 6 de septiembre

Pero, ¿por qué no hizo nada la ESAP?, ¿qué intención tenía el Concejo al manipular la elección del personero a su acomodo?

¿amañaron el proceso?

Una de las razones que expuso Ríos en su denuncia ante la Procuraduría dice que “la forma como fue diseñada la prueba de entrevista desconoce los parámetros establecidos por la legislación y jurisprudencia, puesto que contrariando las reglas contenidas en las fuentes normativas y al criterio pacífico y reiterado del Concejo mediante la Sentencia 1053 de 2019”.

Además, en su denuncia Ríos Benavides expuso que se incumplió a la regla que dice que “previo a la realización de la entrevista, se deben publicar los parámetros y condiciones de su realización y evaluación” ante esto el funcionario argumentó, “el Concejo Municipal de Curumaní ha incumplido dicho requisito teniendo en cuenta que antes de dicha prueba, en ningún momento se publicó la metodología de evaluación de la entrevista para personero municipal de Curumaní, ni la forma de votación por parte de los Concejales, solamente al momento de realizar la entrevista se me informó que debía hace una exposición de mi hoja de vida y de las propuestas que tenía como personero y que cada concejal podía hacerme pregunta, evidenciando claramente la omisión de publicar dichos parámetros y la clara improvisación por parte del Concejo. Si viene s cierto el secretario pasó una hoja con los nombres de cada aspirante para que en ella cada concejal consignara su calificación, esta hoja no fue devuelta por la mayoría de los concejales solamente por seis que no estuvieron de acuerdo con la forma de elección”.

Le puede interesar  CTI capturó al alcalde de Curmaní Henry Chacón

¿Les dio la orden el alcalde?

Según lo expresó el Mauricio Ríos, la calificación en el transcurso de la sesión fue propuesta por el concejal Jonathan Gómez, quien habría dicho que para la votación del personero sería nominal, es decir que el que sacara la mayoría de votos recibiría 10 puntos, el segundo una puntuación de siete y la tercera votación tendría una puntuación de cuatro. Con anterioridad la minoría de los concejales había mencionado que esta era una proposición contraria a los principios del concurso y la constitución Política en artículo 40 número uno; aun así, la metodología fue aprobada por los siete concejales de la coalición mayoritaria y que responden a ojo cerrado al alcalde Henry Chacón, el mayor beneficiado con tener una personera de bolsillo. Dichos concejales son: Jhonatan Correa, Edinson Carrascal, Jhonatan Gómez, Gustavo Ortega, Tedis Bohórquez, Andrés Infante y Duván Pérez.

“Los concejales procedieron a votar y al final sin realizar ninguna sumatoria, ni promediando y desconociendo el voto de los seis concejales que variaron su voto, decidieron otorgar 10 puntos a la doctora Fátima García, siete puntos a Mauricio Ríos y cuatro puntos a Alexander Toro, estos resultados fueron leídos por el señor presidente al final de la sesión dejando constancia que no se había ponderado la puntuación final, lo cual resulta contrario a las normas establecidas por el decreto 1083 de 2015 y a la resolución 03 de agosto de 2019 que fueron los ejes reguladores de dicho concurso y donde se le otorgó un valor del 10% a la entrevista realizada por el honorable concejo”, reportó Ríos en el documento.

Finalmente, el expersonero de Curumaní solicitó que se ponderara “el resultado de la calificación obtenida entendiendo que la entrevista tiene un valor de 10% y el 10% de los 10 puntos otorgados a la participante Fátima García Avellaneda es de uno, para el suscrito de siete puntos obtenidos, resultado previo ponderación seria 0.7 puntos y para el participante Alexander Toro 0.4 puntos”.

Según se dice en el municipio, esa reclamación la recibió el presidente del Concejo de Curumaní sin consultar con los demás funcionarios y al parecer, el nuevo procurador a quien se emitió el documento no ha adelantado acciones en el proceso puesto que sería cercano al mandatario.

publicidad

publicidad