publicidad

publicidad

Este sería el plan de salvamento para que Emdupar no toque fondo

Emdupar espera un aliado que inyecte recursos luego del cambio de gerente y declararse inviable, corre el rumor que una firma antioqueña con capacidad financiera está pendiente; se espera que al jugar última carta no se repita la historia de Radian.

De las pocas opciones sobre la mesa estaba una liquidación, privatización, intervención por la Superservicios, concesión, o la búsqueda de un socio estratégico, tema que estalló con el anuncio que se llevó a cabo en los medios de comunicación por la gerente de Emdupar, Soledad Manjarrés, acompañada del jefe jurídico Luis Carlos Ramírez, que evidenciaron el rezago financiero que viene teniendo la empresa no permite presentar un servicio óptimo de acueducto y alcantarillado, y el desborde de las quejas de los usuarios donde se observan redes obsoletas debido a un atraso de 12 años de inversión.

En este sentido, un contrato atípico de colaboración empresarial es la propuesta del alcalde Mello Castro para lo cual se debe hacer una licitación en la que la empresa proponente, además de contar con experiencia en el sector de servicios públicos, debe tener una capacidad financiera de 240.000 millones de pesos para hacer las inversiones que la ciudad y Emdupar requieren para solucionar embargos, cartera morosa, deudas prescritas, sanciones y demandas judiciales administrativas y laborales entre otros.

Reiteraron que la empresa es completamente inviable, los usuarios le deben 86.000 millones de servicios prestados, y sólo puede cobrar el 60 por ciento alrededor de 26.000 millones, además tiene 12.000 millones de pesos en embargos y una carga convencional de 225 empleados. Hoy la crisis está a punto de tocar fondo, situación que le ha quedado grande a varios alcaldes y gerentes todos con el mismo discurso; buscar un privado que invierta para que no llegue una intervención de la Superservicios. 

Los comentarios de la comunidad reflejan preocupación ante un posible incremento de las tarifas y la perdida de una empresa de los vallenatos, “Prepárense a pagar agua a precio de oro. Les damos las tuberías, estructuras nuevas y ellos vienen, las cobran y pagan una coima a quien les dio el contrato. Igualito hicieron con el Aseo”, ya eso lo hicieron y empeoró la situación, le entregaron sus servicios a un tercero llamado Radián, firma antioqueña, con la esperanza que iba a parar a Emdupar y los resultados no se vieron”. Muchas dudas frente a los términos del negocio, ‘contrato atípico’, y ‘colaboración empresarial’, aún no han sido explicadas por la Junta Directiva de la entidad. 

Le puede interesar  Valledupar sigue grave con la tasa de desempleo

publicidad

publicidad