publicidad

publicidad

La deuda del barrio Sicarare de Valledupar con Rafael Orozco

Se cumplen 29 años del asesinato que acabó con la vida del artista Rafael Orozco, y en el barrio Sicarare de Valledupar se siente la tristeza de esta gran pérdida en el folclor; habitantes piden monumento y apoyo institucional para convertir el parque que lleva el nombre del cantante en atractivo turístico.  

Los 24 de marzo y 11 de junio son fechas de duelo para esta familia y para los amantes de la música del Binomio de Oro, la primera, por su natalicio, y la segunda, el día que sicarios atentaron con diez impactos de bala al artista en la puerta de la vivienda que habitaba en Barranquilla; pero también hay un clamor de una comunidad valduparense del barrio Sicarare, lugar testigo de su juventud, años de estudios en Colegio Loperena y sus inicios en la música vallenata.

Con lágrimas en los ojos y el reflejo de una pérdida no superada, cuenta Genith Orozco, su hermana mayor, “vivió muchos años conmigo en esta casa y lo recuerdo mucho, todo el tiempo lo recordamos, llegaba trasnochado de las parrandas y en esta habitación descansaba en su hamaca. Es un hijo del Sicarare, buen cantante, disciplinado en su carrera y me da nostalgia escuchar su música que la ponen mucho aquí en el barrio”.

Genith Orozco, hermana mayor de Rafael Orozco y habitante de este barrio.

Líderes del barrio Sicarare y familiares del artista aseguran sentirse en deuda con los merecidos homenajes para inmortalizar su nombre y su legado, además el anhelo de convertir esta localidad de Valledupar en atractivo para visitantes; toda vez que en septiembre del 2019 fue inaugurado el Parque Rojo ‘Rafael Orozco’ pero en su espacio no hay un monumento en honor al artista.

Le puede interesar  habitantes de Vive Alto en Valledupar dicen sentirse engañados

Leandro Torres, líder de Junta de Acción Comunal manifestó que el artista que internacionalizó el vallenato “hizo su primera producción con Emilio Oviedo  y de ahí salto con Israel Romero, siempre nos preguntamos porque las administraciones municipal y departamental no han tenido a bien tenerlos así sea en las monedad que están en Hurtado y hacerle su busto merecido en esta el parque que lleva su nombre”.

En Becerril tiene su monumento, pero en el Sicarare adelantan gestiones para instalar un busto, por ello, hacen un llamado a la actual administración desde la oficina de cultura a contribuir para que este proyecto sea una realidad. Así la inseguridad se aparta al convertirse en un punto turístico de la ciudad.

Le puede interesar  Continúa el mejoramiento de vías en Valledupar

publicidad

publicidad