publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

Otra vez Franco en un escándalo por posible tráfico de influencias

Tal y como se habría hecho en el año 2017 cuando aparentemente el gobernador Francisco Ovalle utilizó sus influencias para que el alcalde de El Paso le comprara un lote a uno de sus cuñados para ejecutar un proyecto de vivienda que se financiaría con parte de los recursos departamentales, habría utilizado una vez más proyectos de la gobernación para beneficiarse él mismo. Según se conoció en esta oportunidad fue con una de sus fincas.

Dicen que la vida es de oportunidades, y los cuatro años de gobierno para el mandatario departamental fueron para esto, o al menos así se puede deducir luego que, al parecer, ejecutó proyectos que le beneficiaron sus intereses. El proyecto que hoy tiene en ‘el ojo del huracán’ a Francisco Ovalle es la pavimentación de 29 kilómetros de la vía terciaria que conecta los municipios de Agustín Codazzi con Valledupar a la altura del corregimiento de Aguas Blancas, obra que beneficiará de paso, algunas poblaciones de los municipios de San Diego y La Paz. Este proyecto tiene una inversión de $73.333 millones.

Según se conoció, el interés y priorización del gobernador alrededor de este proyecto se dio a raíz que la vía mencionada anteriormente, y que será terminada en el término de un año, parte en dos la finca que el mandatario tiene en este sector. Proyecto que dejó para lo último de su gobierno, y pese a que inició su ejecución hace cerca de un mes y el mandatario está próximo a salir, quedó con los recursos asegurados para que la obra cuando él salga se siga ejecutando y sea terminada. Por supuesto dicho proyecto terminará siendo inaugurada por el gobernador entrante, Luis Alberto Monsalvo.

Pero si de conveniencias políticas se trata, hay que recordar la denuncia que hizo este medio de comunicación en junio del año 2017, en la que se pudo evidenciar varios detalles frente a la compra de un lote en el corregimiento La Loma, del municipio de El Paso para adelantar un programa de vivienda con el apoyo de la Gobernación del Cesar. Según se conoció la millonaria compra estuvo por más de mil millones de pesos, desembolsados por la casa municipal a Alfonso Orozco Martínez quien es cuñado del Gobernador Francisco Ovalle Angarita, y quien sería el encargado de aflojar el billete para construir las viviendas, es decir el negocio estuvo en que el mandatario construía las viviendas, pero la tierra para hacerlas debía ser comprada por el alcalde municipal al cuñado del ‘gober’.

Además del presunto tráfico de influencias que hubo para elegir el lote, se conoció para ese entonces que el avaluó catastral del mencionado predio, el cual hasta el 2015 a duras penas superaba los 45 millones de pesos, sorpresivamente dos años después subió a los mil 200 millones de pesos.

Le puede interesar
Así se vivirá el paro del 21 de noviembre en Valledupar

Un empalme que evidenció la discordia

En la instalación del empalme el pasado 13 de noviembre vislumbró la posible ruptura que hay entre Ovalle y Monsalvo.

Con lupa en mano llegó el gobernador electo Luis Alberto Monsalvo Gnecco al proceso de empalme con el que será su antecesor Franco Ovalle Angarita, según se conoció más allá que el mandatario electo quiera demostrar que llegó pisando fuerte, la verdadera razón es que las relaciones con el ‘gober’ no son las mejores y el incumplimiento de unos acuerdos establecidos cuatro años atrás, sería la razón por la que hoy este par atraviesan una ruptura. Por supuesto la tensión se sintió, quedó en evidencia y generó diversas suspicacias en el ambiente político.

“Iniciamos el empalme, solicité información clara al respecto de posibles detrimentos para el gobierno que debamos salvar y desde ya comenzamos a pedir resultados para los primeros 100 días de gobierno”, dijo entre varias palabras el gobernador electo, quien además afirmó que el fin es identificar puntos críticos que puedan afectar su gobierno en el futuro. La instalación se dio el pasado 13 de noviembre.

Todo el departamento conoce muy bien la historia de cómo Francisco Ovalle Angarita se hizo gobernador en el año 2016, su padrino político, denominado por él como ‘El hombre de la chequera’, lo impuso, por supuesto nos referimos al ex vicepresidente Germán Vargas Lleras, frente a esto la líder del grupo que manda en el Cesar no pudo hacer nada, sino intentar manejarlo.  A Franco intentaron tenerlo como ‘hijo bobo’ en este gobierno, sin embargo, el hombre después de un tiempo cogió fuerza y sacó las uñas, tal como pasó entre los expresidentes Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos años atrás.

Lo cierto es que la fuerza de los Monsalvo Gnecco no permitió que el hombre se impusiera del todo, por lo que lo máximo que pudo hacer Ovalle Angarita fue iniciar su propio ramillete de proyectos con el fin de dejar huella propia y no cumplir con el objetivo que fue puesto en dicho cargo, es decir seguir el derrotero de Luis Alberto Monsalvo, sin embargo, hoy la duda que se genera es si cumplió no cumplió con la casa Gnecco.

¿Cuáles son las obras?

La despedida de Luis Alberto Monsalvo en el 2015 la denominó 500 logros, en los que mencionó una a unas sus obras y proyectos, sin embargo, varias de ellas quedaron a media talle, vale la pena recordar la polémica vía Zanjón – Pueblo Bello, la Universidad Nacional, Hospital José David Padilla Villafañe, Centro Recreacional ‘Los Kioscos’ en Manaure, el Estadio Armando Maestre Pavajeau, entre otros. Obras que hoy cuatro años después están en su mayoría culminadas.

Le puede interesar
Este lunes inician las Bibliovacaciones
Eduardo Santos Flórez Vergara

 

“En términos generales, desde mi punto de vista Franco hizo el mandado, para eso se pueden revisar las obras. Asimismo, se puede ver que fue un gobernador pasivo, no construyó su marca, hoy Franco sin aliados políticos aspira a algo y no gana, porque no hizo su marca, no dejó su huella y si uno revisa los planes indicativos de inversión, el plan de desarrollo, son muy planos con metas a piso que si no se cumplían es como si no estuviera”, mencionó el diputado Eduardo Santos Flórez.

Miguel Ángel Gutiérrez

“Cuando las cosas se hacen bien es importante que esa continuidad se dé, cuando no el pueblo castiga. Franco, tiene muchas cosas que mostrar, la revolución del gas natural en el Cesar, proyecto que está impactando en más de 150 mil personas, si bien Luis Alberto dejó diseñadas unas vías, él logró ejecutar muchas en el sector rural; salvo las obras que han sido contratadas en los últimos meses, deja un nivel de ejecución avanzado, deja muy pocas obras sin terminar”, dijo el corporado departamental Miguel Ángel Gutiérrez.

“La administración anterior dejó algo proyectado que se terminó, el gobierno Ovalle deja también obras nuevas para el departamento. Creo que complementó lo que había dejado el doctor Luis Alberto e hizo muchas obras, pavimentación, en el sector rural… ahí están als realizaciones, eso no se puede negar”, dijo el representante a la Cámara por el partido Cambio Radical, Eloy ‘Chichí’ Quintero.

Se cree que el proyecto que le pone el dedo en la llaga a Luis Alberto es el Centro de Música Vallenata, el cual fue anunciado por el exgobernador como una de las obras más emblemáticas de su administración, sin embargo, eso quedó en el papel, toda vez que la gestión en el orden nacional no se continuó.

Frente a esto los diputados se refirieron y explicaron que cuando un gobierno saliente deja un proyecto en diseño, el entrante decide si es o no importante realizarlo, es decir entra en la etapa de priorización.

“Esa obra la dejó el exgobernador diseñada y estructurada, pero es un proyecto que cuesta mucha plata y cada gobernante tiene sus prioridades”, dijo Gutiérrez.

“Existen proyectos que son a capricho o a criterio del mandatario saliendo y no se alcanzan a hacer estudioso incluir en el plan de gobierno y no se ejecutan, y es que como ordenador de gastos es autónomo en decidir en que invierte y prioriza; los recursos podían estar y si no pedirlos por medio de un OCAD o ante el Sistema General de Regalías, pero son voluntades”, dijo Eduardo Santos.

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad