publicidad

publicidad

Sigue la inconformidad por el gas licuado en Pueblo Bello

Sigue en vilo y generando reacciones el proyecto de instalación de una planta estacionaria de gas licuado o propano que ha dividido a la comunidad de Pueblo Bello, unos a favor y otros en contra. Los Arhuacos están a la espera de la decisión del juez, aseguran que una consulta previa no retrasaría el proyecto, solo representa una garantía para la comunidad indígena.

Luego que el Juzgado Sexto Administrativo del Circuito de Valledupar, aceptó la impugnación contra el fallo que en días pasados había declarado improcedente la tutela interpuesta por el cabildo gobernador del pueblo arhuaco, Zarwawiko Torres, en contra del Ministerio del Interior y el Municipio de Pueblo Bello, con la que se pretende darle vida al proceso de Consulta Previa para el Proyecto de Implementación del Gas Licuado que pretenden ejecutar en el territorio.

Le puede interesar  ¿El Cesar quedará sin gobernador nuevamente?

El líder Digneri Izquierdo, quien hace parte del proceso de impugnación, manifestó que una vez admitido por el juzgado, el expediente se remitió a la Oficina Judicial para que sea radicado a los Magistrados del Tribunal Administrativo del Cesar.

“Los que busca la comunidad arhuaca, es que sean reivindicados nuestros derechos como pueblo indígena. Lamentablemente no se ha tomado en cuenta que este es un territorio ancestral y se tienen que garantizar los derechos”.

A su vez, la representante indígena aclaró que la comunidad no está en contra del proyecto de Gas Licuado para los habitantes de Pueblo Bello, pero si exigen con derecho la realización de la consulta previa, tomando en cuenta que el 50% de la población es arhuaca que viven en su territorio ancestral. “Iremos hasta las últimas consecuencias, si es posible llegaremos a la Corte para hacer valer nuestros derechos, dijo. En 2019, hubo una consulta previa ante el Ministerio del Interior.

Le puede interesar  La hora cero del Rosario Pumarejo de López

Varios plantones y manifestaciones se han dado entorno a esta situación, dado que la promesa incumplida por las administraciones de este municipio es el servicio de gas natural domiciliario y una planta estacionario de gas propano no sería la solución, toda vez que Gases del Caribe manifestó no disponer los recursos para acercar hasta el territorio las líneas de conducción del gas domiciliario, inversión que sería posible con el aporte de la Gobernación del Cesar.

publicidad

publicidad