publicidad

publicidad

Trabajadores del Rosario Pumerejo esperan un milagro para que les paguen

Después de varios días de protestas que incluyeron huelga de hambre y hasta cacerolazos, los trabajadores del Hospital Rosario Pumarejo de López lograron que el gobierno Departamental se comprometiera a pagarle los salarios atrasados, además de contratar a personal que había sido despedido después de varias décadas de haber brindado sus servicios en el centro asistencial. Pero según Ana Rodriguez, miembro de la asociación sindical, en los pocos pagos que han efectuado han tenido olvidados a los de la Asociación Sindical de Trabajadores Unidos (Astu), quienes tuvieron un contrato con el HRPL hasta el mes de abril.

Algunos de estos funcionarios fueron despedidos y se fueron a sus casas sin un sólo peso. La deuda de estos salarios no pagados asciende a más de dos mil millones de pesos. “Le has pagado a algunas auxiliares y médicos, pero el personal de servicios varios no ha recibido pago. A los de ASTU en abandono total, se fueron a sus casas sin un solo peso en el bolsillo”, dijo Ana Rodríguez.

Por su parte, Jader Carrillo, presidente de Astu, comentó a un medio radial local que han hecho todo lo posible para que les cancelen la deuda pero la gerente ni siquiera les contesta el móvil. Además, el personal que entró al HRPL luego que varios de los trabajadores pertenecientes a ASTU fueran  despedidos, sí han recibido una parte de pago después de las protestas, pero los que pertenecen a la Asociación no han visto un solo centavo.

Le puede interesar  Lo sindican de violar una mujer en un parque en Valledupar

Otros miembros de la junta elaboraron una acción de tutela en cuanto fueron despedidos pero esta benefició a quienes ejecutaron las huelgas días después. Más de 180 trabajadores han sido despedidos; estos incluyen adultos mayores y madres cabeza de hogar.

publicidad

publicidad