Las mentiras de Corpocesar detrás del embargo a Emdupar

El gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Valledupar aclaró que la deuda de Emdupar a Corpocesar viene desde el 2008 y hoy está alrededor de los seis mil millones de pesos, para lo que se busca concertar un acuerdo de pago. Para tranquilidad de los vallenatos, el servicio de agua no se verá afectado por esta situación.

La Empresa de Servicios Públicos de Valledupar está en estos momentos resolviendo el embargo de sus cuentas por parte de la corporación Autónoma Regional del Cesar (Corpocesar), cuya deuda es por la tasa por uso del recurso hídrico y tasa retributiva que según Corpocesar asciende a $7.878 millones de pesos.

De acuerdo a lo que explicó el gerente Emdupar, José María Gutiérrez Baute, la deuda asciende desde el 2008 por lo que han pasado varias administraciones con esta situación. El 12 de junio de 2017 se suscribió el último acuerdo de pago, el cual se cumplió hasta marzo del año 2018.

“Hemos venido haciendo acuerdos de pago, proponiendo acuerdos con ello y lo que dijimos el año pasado es que vamos a dar unos predios en dación de pago, para una recuperación ambiental y disposición final de podas. Cinco hectáreas, pero de 49 que tenemos en el tarullal ellos quieren cinco en particular que tiene en estos momentos un litigio con la familia Dangond. Nosotros le hemos dicho que tenemos todavía 39 hectáreas disponibles para que ellos las tomen; pero al final de las mesas de trabajo que tuvimos ellos decidieron tomar la equivocada determinación de embargar la empresa”, dijo Gutiérrez Baute.

El funcionario aclaró que una vez fueron notificados, iniciaron conversaciones con Corpocesar porque cree que esta situación se debe remediar con un acuerdo de pago, “pero desafortunadamente para nosotros el director de Corpocesar nos embarga y se va de vacaciones, por lo que ha sido imposible dialogar con él. Hemos tratado de hablar con el director encargado para tratar de avanzar en un posible acuerdo y esperemos tenga facultades legales para hacerlo”, acotó el gerente de Emdupar.

Le puede interesar
Concejo de Valledupar quiere explicaciones del embargo a Emdupar

La deuda

La empresa Emdupar desde 2008 viene con unos rezagos de pago en cuanto a la tasa de captación y entrega de agua del río Guatapurí. Es una deuda que gobiernos anteriores dejaron acumular y la actual administración ha estado solucionando, “pero la idea es también garantizar que no pongamos en riesgo la sostenibilidad de la empresa y el fluido de agua en los hogares vallenatos. Entonces le damos tranquilidad a los ciudadanos de que no vamos a tener ninguna inestabilidad ni corte en el servicio, que la operación está normal y estamos trabajando en un acuerdo con Corpocesar para que nos levanten un embargo”, insistió Gutiérrez Baute.

Al conocer del embargo, la Oficina Jurídica de Emdupar se reunió con sus similares de Corpocesar, y se acordó revisar la suma total de la deuda debido a que hay unos valores que no coinciden, “lo primero es definir el valor real, para lo cual se están revisando las cuentas, de igual forma, estamos analizando con cartera porque tenemos información de que se hicieron unos pagos que no se han aplicado”, puntualizó el jurídico Rafael Efrén Barriga.

Emdupar tiene dos opciones para levantar las medidas cautelares o embargo. Hacer el pago total de la deuda o un acuerdo de pago, “ya hicimos una primera reunión y una vez se le defina el monto total de la deuda, se le ofreció el 5% del valor total de la deuda como cuota inicial”, indicó el jurídico.

El funcionario manifestó que se dejaron de pagar las cuotas porque se les ofreció en dación de pago los terrenos pertenecientes a Emdupar ubicados en el Tarullal para subsanar la deuda total, los cuales le interesaron en su momento a Corpocesar; sin embargo, se debe solucionar el litigio en que hoy están las cinco hectáreas.

Le puede interesar
“No nos hemos robado un solo peso”: director de Corpocesar
La deuda de Emdupar corresponde a la tasa de captación y entrega de agua del río Guatapurí.

Este embargo se da por medio de la resolución N. 113 expedida el 2 de julio de 2019, donde se decretó la retención de cuentas de ahorro y corriente o cualquier otro título bancario y financiero que posea la empresa por un valor de $11.721.045.336. de los cuales, según Corpocesar se debe $7.814.030.223, teniendo en cuenta que los embargos se realizan por un valor mayor al adeudado.

Estos recursos que pagan las empresas de servicios públicos en todo el departamento, son utilizados por Corpocesar para ejecutar proyectos de inversión en descontaminación hídrica, monitoreo y evaluación de la calidad del agua; donde se debe resaltar que la gran mayoría de municipios se encuentran en mora con la Corporación.

Según el director encargado de Corpocesar, Julio Berdugo, “casi todos los municipios del departamento tienen deuda con la Corporación, y hemos hecho acuerdos de pago con muchos de ellos, algunos han cumplido, otros han incumplido; se encuentran en procesos coactivos”.

¿Tinte político?

El gerente de Emdupar, José María Gutiérrez espera que esta situación se trate realmente de una medida administrativa ponderada. “Ellos siempre han tenido buena disposición, nosotros también, pero desafortunadamente esta es una deuda que viene de muchos años atrás y que nos tocó como muchos problemas en la ciudad, entrar a resolver y le estamos poniendo el pecho”, acotó.

El funcionario insistió en que “sí o sí” se debe concretar un acuerdo porque no pueden jugar con un derecho fundamental como es el agua de los vallenatos. “Hay toda la disposición de Emdupar, todas las cuentas están claras, y aunque es un hecho lamentable se va a superar”, afirmó.

 


Deja un Comentario